Polígono de Raos, P. 12 (Ctra. Pto. Deportivo) MALIAÑO Cantabria • Tel.: 942 36 93 94 · Fax: 942 36 91 78|exnor@exnor.es

Aislamientos interiores y exteriores

/Aislamientos interiores y exteriores

• Revestimientos impermeables: La solución a problemas de estanqueidad, aportando elasticidad y absorbiendo movimientos de obra (hormigón) y dilataciones de sustrato (hierro metales), adherencia sobre cualquier clase de superficie, moldeabilidad y resistencia tanto mecánica a las tensiones y a la abrasión como química a la corrosión.

• Revestimientos Térmicos: Para minimizar el consumo energético, además de mejorar el confort y bienestar para el usuario de la vivienda o local.

• Morteros Monocapa: Para decoración e impermeabilización de fachadas. Aplicación manual o mecánica directamente sobre ladrillo. Gran variedad de acabados.

• Morteros Acrílicos: Revestimientos sintético-minerales (acrílicos), para la impermeabilización, decoración y protección duradera de muros y techos.

Todo tipo de productos para realizar una cuidada impermeabilización, como:

• Telas asfálticas.

• Poliuretanos.

• Cauchos acrílicos.

• Morteros y obturadores de agua.

• Emulsiones.

• Juntas hidroexpansivas.

• Lana de roca: Fabricado a partir de la roca volcánica, se utiliza principalmente como aislamiento térmico y como protección pasiva contra el fuego en la edificación, debido a su estructura fibrosa multidireccional, que le permite albergar aire relativamente inmóvil en su interior.

• Fibra de vidrio: Buen aislante térmico debido a su alto índice de área superficial en relación al peso.

• Poliestireno extrusionado XPS: Espuma rígida resultante de la extrusión del poliestireno en presencia de un gas espumante. Único aislante térmico capaz de mojarse sin perder sus propiedades.

• Poliestireno expandido EPS: Material plástico espumado, derivado del poliestireno. Ligero, resistente a la humedad y con capacidad de absorción de los impactos, además de aislante térmico.

La amplia gama de morteros técnicos aborda todo tipo de soluciones por muy complejas que sean:

• Restauración de hormigón deteriorado.

• Refuerzo estructural con fibra de carbono.

• Nivelación de superficies.

• Relleno y apoyo de maquinaria.

Pladur es la marca comercial por excelencia de los sistemas de cerramiento para tabiques y techos, formado por una estructura de acero galvanizado y placas de cartón yeso.

Una vez colocado el sistema solo queda pintar, consiguiendo un mayor aislamiento acústico y térmico que los sistema tradicionales de construcción. Así mismo es una obra completamente seca y rápida. Cualquier forma o diseño se puede hacer realidad con Pladur. Más información.

Un falso techo o techo registrable es un elemento constructivo que se sitúa a una cierta distancia del techo original, desarrollado generalmente mediante piezas prefabricadas, que pueden ser de aluminio, yeso laminado, escayola, acero, entre otros materiales. Estas placas se colocan superpuestas al techo a una distancia específica, siendo soportadas por unas estructuras metálicas en la mayoría de los casos.

Cada vez es más frecuente en oficinas, negocios, áreas comerciales o nuevos almacenes, ya que que ofrece muchas ventajas:

● Montaje sencillo, económico y rápido.

Oculta instalaciones eléctricas, tuberías, conductos de ventilación, aire acondicionado o calefacción… permitiendo el acceso si fuese necesario.

El techo original queda cubierto por el nuevo techo registrable, si el techo presenta grietas, humedades o tuberías antiguas queda oculto a la vista.

● Excelente perdurabilidad de los materiales frente al deterioro del tiempo y el uso.

● Reducen la altura hasta el techo. Con esto conseguimos disminuir la cantidad de aire en la habitación, y con altas o bajas temperaturas el consumo de energía para adecuar la temperatura de la habitación será menor.

● En el espacio que queda entre el techo original y el falso techo se pueden instalar cajones o pequeños armarios.

Aislante acústico y térmico.

El ruido en la vivienda es un mal común, sufrido prácticamente por toda la población en algún momento; los llantos de un bebé, un vecino con el equipo de música, los ladridos de un perro o el ruido constante de un bajante, pueden dificultar el descanso, especialmente  cuando cae la noche.

El hecho de reducir estos ruidos es un gran logro para quien los sufre, aunque es una tarea compleja en algunos casos, ya que son muchos factores y detalles a tener en cuenta a la hora de la insonorización: tipo de ruido, frecuencia, tipología de la estructura a aislar, zona de actuación… Por suerte, a día de hoy, existen infinidad de soluciones en el mercado que nos ofrecen excelentes resultados, tanto en materiales que trabajan por si solos, como en conjuntos formados por dos o mas materiales (sistemas) y que están previamente ensayados y aprobados en laboratorio, ofreciéndonos seguridad en la inversión y cumpliendo las expectativas de nuestro proyecto. Aún a pesar de todos estos avances, hemos de tener en cuenta que hay ruidos que por su complejidad son difíciles de eliminar totalmente, por lo que habrá casos en que una reducción notable será considerada como una victoria.

Por todo esto, desde exnor vamos a intentar arrojar algo de luz entre tanto ruido, ofreciendo soluciones contrastadas por diversos fabricantes en un tema tan interesante como complejo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close